Entrevista al profesor Delio De Martino

0
232

El profesor Delio De Martino (DM) es doctor en teoría del lenguaje y ciencia de los signos. El año pasado trabajó como profesor asociado en la Universidad Telemática Unifortunato de Benevento y ahora es investigador en la Università di Foggia, una de las universidades más jóvenes de Italia y que está apostando mucho por el e-learning, constituyendo el primer consorcio de Mooc italiano Eduopen y que acaba de resultar segunda en Italia en este campo. Su investigación es sobre la historia del e-learning en Italia, a partir del período facista cuando el régimen instituyó las primeras transmisiones educativas hasta la época actual. Además, DM investiga nuevos métodos educativos conectados con el digital como la realidad aumentada (especialmente en su región, Puglia) y justamente ahora las metodologías educativas en el tiempo del Covid que han obligado a todos utilizar el e-learning.

Gaceta Hoy (GH) obtuvo una entrevista exclusiva con DM.

GH: La Universidad del siglo XXI ha incorporado el e-learning en diferentes niveles. En España, por ejemplo, universidades públicas como la de Burgos, la UOC, la Universitat de Barcelona, y otras más, ofrecen grados online mediante la plataforma Moodle o Blackboard. ¿Cuál es el panorama de las Universidades italianas en relación a la formación virtual, y en particular, que las distingue de otras del Espacio Común Europeo?.

DM: Italia tiene una larguísima tradición de enseñanza académica y por este motivo generalmente las instituciones académicas italianas se han mostrado inicialmente escépticas hacia nuevos modelos pedagógicos hechos disponibles por la tecnología. Además las infraestructuras digitales, sobre todo la línea rápida de internet, han llegado más tarde con respecto a Estados Unidos y otros países del norte de Europa. Se suma el hecho de que la edad media de los profesores universitarios es más alta que la de otras naciones.
Quizá por todas estas razones en Italia no existe una gran universidad a distancia pública como la UNED. De todas maneras el panorama actual de la Formación a Distancia académica esta constituido por las universidades telemáticas privadas que tienen toda su oferta formativa por internet y por las universidades publicas que según su abertura tienen más o menos enseñanzas y experimentan la didáctica digital.
Actualmente estoy trabajando en la universidad de Foggia que, con su actual rector Pierpaolo Limone, destaca por ser una universidad muy joven del sur que ha apostado muchísimo por la enseñanza a través de la red y la innovación. De hecho su Centro E-learning de Ateneo (CEA), entre sus méritos, ha activado numerosos cursos blended (parcialmente online) y ha creado, junto con muchas otras universidades, Eduopen, la primera plataforma italiana en consorcio con Mooc (Massive Open Online Courses). Este modelo, que tiene mucho éxito, conecta un territorio difícil del sur Italia con el gran panorama europeo contribuyendo activamente a la renovación docente y a la actividad de investigación en este campo. Sus esfuerzos han demostrado que el digital puede ser un gran volante de desarrollo para territorios más periféricos y socialmente difíciles: a pesar de ser una pequeña universidad en este tiempo de emergencia sanitaria se ha posicionado en el segundo puesto en la clasificación nacional por su oferta formativa online.

GH: Hemos sido testigos de un cuento publicado de su autoría relacionado con el Covid-19 que azota Italia. Cuéntenos brevemente su contenido.

DM: Es un cuento titulado El beso quebrado, publicado hace poco por el diario nacional La Gazzetta del Mezzogiorno, en el que quisiera contar el infierno en que nos encontramos en estos meses de clausura forzada, de miedo y peligro de muerte. Concretamente, intento narrar los miedos y las dificultades incluso emotivas de esta época de difusión del Covid y de lockdown. La historia de un chico que después de su primer beso se queda bloqueado en casa y esa misma noche se encuentra luchando contra la enorme esfera del virus del Covid. En un escenario onírico logra vencerlo gracias a unas lecturas de su biblioteca. En particular el protagonista lee unos versos del canto V del Infierno de Dante relativos al beso entre Paolo y Francesca en el círculo de los lujuriosos, el Carme V de Catulo sobre los mil besos de Lesbia, y un fragmento de los efectos de El beso de Teresa de Ugo Foscolo.
Estas lecturas logran desintegrar el virus y salvarle la vida, restituyéndole la libertad de su beso perdido.
El mensaje es que la cultura es el único instrumento para superar esta situación. Al mismo tiempo también las emociones son importantes sea en el mismo proceso pedagógico, sea en cualquier acción la vida cotidiana.
De este cuento la artista Olga Maria Stefania Cucaro ha dibujado una acuarela titulado: “El encuentro con la esfera de la pandemia”.

GH: La historia del e-learning en Italia es una de sus líneas de investigación. ¿Cómo se dio inicio al e-learning en su país de origen, y cuáles son los desafíos futuros en este campo?.

DM: A pesar de su tradicionalismo, la formación a distancia en Italia tiene raíces que se remontan hasta finales del ‘800. Después de los primeros cursos por correspondencia, se pasó a la educación a distancia de segunda generación sobre todo radiofónica y televisiva. Ya en la época fascista, en 1924, iniciaron las retransmisiones radiofónicas pedagógicas de Radio Rurale, una radio que tenía la finalidad de enseñar a los habitantes de los pequeños centros rurales más lejanos de las grandes ciudades.
Después de la segunda guerra mundial y de la caída de Mussolini, en la época del boom económico esta función pasó a la televisión y en este contexto destaca la transmisión Non è mai troppo tardi (1960), un programa conducido por el maestro Alberto Manzi que permitió a muchos adultos analfabetos aprender a leer y escribir. La televisión de estado se volvió entonces una herramienta fundamental para el desarrollo cultural de los italianos.
En los anos ’80 empezó también en Italia la revolución digital que cambió totalmente el escenario didáctico a pesar de las resistencias culturales. A partir de los años ’90 paulatinamente han ido naciendo muchos centros académicos de educación a distancia a través de la red, como el de Milán y de Pádova y de Roma, de Bari, etc. Se trató casi de un “renacimiento digital” en el que cada universidad tomaba su propio camino experimentando su propio camino en la educación a distancia, hasta que en 2003 se institucionalizaron las universidades telemáticas privadas.
Se trata no sólo de un cambio tecnológico sino de paradigma por el que se pasa a una docencia no transmisiva sino de co-construcción de conocimiento por parte del estudiante que se encuentra al medio del proceso formativo o sea donde antes estaba el profesor. Se pasa así a un conocimiento activo y situado.
El último capitulo de esta larga historia lo estamos viviendo en estos días, cuando el coronavirus ha obligado Italia y todo el mundo a pasar a la docencia online y a enfrentarse con nuevos desafíos. Este e-learning, obligado por motivaciones sanitarias, conllevará a experimentar y tener en cuenta nuevos modalidades de enseñanza online. El prof. Ezio del Gottardo, creador de una video-guía de la Universidad de Foggia para la didáctica en estos tiempos de emergencia resume esta renovación en cuatro criterios: transmedialidad, didáctica interactiva, aprendizaje activo y valorización de la experiencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here